Veracruz, México: Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos

. . PARTICIPACIÓN DEMOCRATICA . .

Fuentes:

Un artículo de El Sol de Cordoba

Gaceta oficial de Gobierno de Veracruz

Página de Facebook de Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos

La última campaña de la Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos de Veracruz se llama “Corazón Azul México”, como se anunció en su página de Facebook:

¿Qué busca la campaña Corazón Azul México: #AQUIESTOY contra la trata de personas?

* Contribuir a prevenir el delito entre aquellos sectores identificados como de mayor situación de vulnerabilidad.

* Dar voz las víctimas de trata de personas y visibilizar los contextos en los que se encuentran.

* Generar consciencia entre la población y que las personas comprendan cómo muchas de ellas pueden ser partícipes de la trata de personas, aún sin saberlo.

* Proporcionar información concreta sobre el delito y sobre qué puede hacer la sociedad para apoyar en su prevención, detección y combate.

La Dirección General de Cultura de Paz y Derechos Humanos se estableció en el gobierno de Veracruz en 2019 con el fin de coadyuvar en el fortalecimiento institucional a través del diseño, implementación, conducción, fortalecimiento y consolidación de políticas públicas de cultura y educación para la paz.

Como se describe en su programa para 2019-2024, la Dirección General responde a la emergencia de atender las violaciones a derechos humanos y el deterioro del tejido social en un contexto de altos índices de violencia. Asimismo, este programa establece pautas para hacer frente a todo lo referente en materia de prevención de las violencias a través de programas de cultura y educación para la paz y la noviolencia, y de programas existentes relativos a la prevención.

El programa contribuye a la grave problemática en materia de desaparición de personas, trata de personas, tortura, atención a defensores de derechos humanos y periodistas, violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes, con especial atención a las dos Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (una por violencia feminicida y la segunda por Agravio Comparado). También, la atención a víctimas de violaciones a derechos humanos.

También se preocupa por el cuidado de toda la población en situación de vulnerabilidad, como es la población LGBTTTI, las personas mayores, las personas con discapacidad, los pueblos originarios, las personas privadas de la libertad, así como el seguimiento a las medidas de atención y protección a la población migrante.

( Clickear aquí para la version inglês.)

Pregunta(s) relacionada(s) al artículo

How can we develop the institutional framework for a culture of peace?

Is there progress towards a culture of peace in Mexico?

El objetivo sobre derechos humanos incluye seis estrategias, las cuales se refieren a los siguientes temas:

1. Coordinar las acciones de búsqueda en materia de desaparición de personas.

2. Coordinar la atención integral a víctimas de delitos y de violaciones a derechos humanos.

3. Evaluar el cumplimiento de las recomendaciones internacionales, así como las emitidas por la comisión nacional y estatal de derechos humanos.

4. Coordinar La Estrategia Estatal Cero Tolerancia a la Violencia contra las Mujeres y las Niñas en Veracruz.

5. Dar seguimiento para el cumplimiento de las acciones del Programa de Trabajo de las Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (DAVGM).

6. Instrumentar la atención integral en materia de derechos humanos a la población históricamente vulnerada desde el enfoque diferencial.

El objetivo sobre cultura de paz comprende cuatro estrategias, las cuales versan sobre los siguientes temas:

1. Construir un modelo de intervención comunitaria y situacional de corto plazo, con la participación de actores locales, sociedad civil, academia e instancias de los tres niveles de gobierno en contextos de crisis de violencia, para reconstruir el tejido social focalizado en una población o territorio específico.

2. Construir, con los actores locales, programas de educación para la paz y la no violencia desde la educación popular y el enfoque psicosocial, para grupos o poblaciones vulnerables (principalmente en regiones con población indígena), que posibiliten relaciones de reconciliación y/o sanación desde el empoderamiento como sujetos sociales, que coadyuven en la reconstrucción del tejido social comunitario.

3. Construir programas de educación para la paz y la no-violencia en instituciones educativas, bajo un enfoque diferencial, que permitan disminuir considerablemente los distintos tipos de violencias.

4. Fortalecer mecanismos para la seguridad, la prevención social y el combate de los hechos delictivos, que contribuya a disminuir los factores de riesgo generadores de violencia y delincuencia en las zonas de mayor incidencia delictiva.

Las líneas de acción previstas para cada una de las estrategias, que se proponen en el apartado 5 de este programa, pueden sintetizarse de la siguiente forma: medidas de colaboración, promoción, difusión, prevención, capacitación, elaboración de diagnósticos, generación de bases de datos, análisis estadístico, diseño e implementación de protocolos, modelos y mecanismos de atención, seguimiento y evaluación.

Este programa sienta un precedente en la medida en que, por vez primera, en el estado de Veracruz se reconoce y se aborda una problemática sumamente compleja, tal como lo son las violaciones a los derechos humanos en un contexto de violencia estructural que ha dañado el tejido social. Para hacer frente a esta crisis, el programa propone la construcción de una política pública original, a través de la cultura de paz y el respeto a los derechos humanos, con base en objetivos, estrategias y acciones sólidamente sustentadas, y orientadas a una transformación radical de las pautas de convivencia social en la entidad. Asimismo, y hasta donde nos percatamos, este programa representa un referente nacional en un momento en el que la mayor deuda del Estado hacia la población es precisamente en materia de derechos humanos y seguridad ciudadana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *