Barco por la Paz trajo a Cuba más mensajes contra la guerra

. . DESARME Y SEGURIDAD . .

Un artículo de Granma

EL peligro que representa para el mundo la existencia de armas nucleares, marcó el centro del debate en el Foro por la Paz y la Revolución, desarrollado en el Crucero por la Paz, perteneciente a la Organización No Gubernamental (ONG) japonesa Peace Boat, que por 19na. ocasión atracó en el puerto de La Habana, este noviembre, por segunda vez en el mismo año.

Un mensaje, suscrito por varias asociaciones de la sociedad civil entre las que se encuentran el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el Movimiento Cubano por la Paz, la Asociación Cubana de las Naciones Unidas y otras, divulgó que la Mayor de las Antillas mantiene su firme compromiso con el fortalecimiento y la consolidación de los tratados internacionales en materia de desarme.


Partida del Crucero por la Paz el 4 de noviembre del 2018 con 1200 pasajeros a bordo provenientes de 22 países con parada en Jamaica después de su estancia en Cuba. Foto: Orlando Perera

«Cuando han pasado 73 años de los criminales bombardeos atómicos contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, la humanidad continúa amenazada por la existencia de más de 14 400 armas nucleares, de ellas 3 750 se encuentran desplegadas y casi 2000 en estado de alerta operacional», señaló el texto dado a conocer ante la presencia de dos sobrevivientes de aquellos ataques ocurridos en Japón en 1945.

Además se hizo extensiva una convocatoria a los jóvenes del planeta para que se unan a esta lucha, divulguen las posibles consecuencias de una hecatombe nuclear y defiendan el derecho de la humanidad a un futuro de paz. «Junto a las naciones que anhelan el fin de las guerras y con el poder de la sociedad civil a nivel internacional continuaremos exigiendo que se cumplan los acuerdos de prohibición de las armas nucleares hasta su total eliminación y contribuiremos a la construcción de una cultura de paz alrededor del mundo», resaltó el mensaje cubano.

El testimonio desgarrador y elocuente de quienes vivieron los horrores de un ataque atómico y conocidas como hibakushas estremeció a los presentes en el foro, porque se describieron imágenes espantosas de la gente caminando entre una multitud de cadáveres y de personas quemadas, cuyos rostros no tenían forma humana y gritaban desesperadas pidiendo agua.

Michiko Tsukamoto y Tamiko Sora eran niñas en aquel momento de la explosión, pero en su memoria está presente esa huella, además de padecer la pérdida de sus seres queridos, la discriminación por portar algún tipo de padecimiento y ser hoy de los pocos ancianos sobrevivientes. Ellas explican la tragedia porque reconocen que aún no se ha entendido la magnitud del alcance de una bomba atómica.

En el Foro participó también la japonesa Mako Ando, representante de los jóvenes que desean un mundo sin armas nucleares y realiza acciones para concienciar a las personas de los peligros que corre la humanidad de no lograrse la desnuclearización. Refiriéndose a los hibakushas afirmó: «Ellos sufren al contar sus historias pero lo hacen una y otra vez porque no quieren que nadie más experimente una barbarie semejante».

(El artículo continúa en el lado derecho de la página)

( Clickear aquí para la version inglês )

Question for this article:

Peace Boat: Building a Culture of Peace around the World

(Artículo continúa desde la parte izquierda de la página)

En el panel, el doctor en ciencias Leyde Rodríguez Hernández, condenó la injustificada barbarie en Hiroshima y Nagasaki: «Vivimos en una época de enormes amenazas a la paz y la seguridad internacional. Estados Unidos, la misma potencia que ha impuesto un ilegal e injusto bloqueo económico, comercial y financiero al pueblo cubano, causando enormes daños humanos y materiales, ha tomado la iniciativa de destruir el multilateralismo en las relaciones internacionales y, con su devastadora política, desmantelar el sistema de tratados y acuerdos internacionales que sirvió de cimiento para la paz y la seguridad después de la Segunda Guerra Mundial».

Aseveró que las armas nucleares y los llamados sistemas de defensa antimisiles representan hoy una seria amenaza para la humanidad y la lucha por su prohibición y eliminación total debe ser la mayor prioridad en la esfera del desarme nuclear, por lo cual abogó por ello como un deber y un derecho de los pueblos.

«El mantenimiento y modernización de las armas nucleares consume mucho de los recursos que pudieran y debieran ser destinados al desarrollo económico, la creación de empleo, la reducción de la pobreza y el hambre, la salud, la educación y para prevenir y combatir los desastres naturales que provoca el cambio climático global. Deberían reorientarse esos recursos hacia el desarrollo y al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles recogidos en la Agenda 2030», agregó el también vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.

El Foro por la Paz y la Revolución, estuvo dedicado a conmemorar el aniversario 60 del triunfo revolucionario cubano, a los 73 años de los criminales bombardeos de Estados Unidos en Hiroshima y Nagasaki y a la memoria del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien recibió a los integrantes del barco en dos ocasiones (en el año 2010 y luego en el 2012).

Natsue Onda, directora de este viaje por la ONG Peace Boat, rechazó las políticas injerencistas que conforman el bloqueo económico de Estados Unidos a la Isla y expresó la alegría por realizar el evento dentro del barco y tener a bordo a tantos cubanos, poniendo de relieve la amistad entre Cuba y su organización, coincidentes ambas con esos temas políticos.

Desde 1989 el crucero visita la Mayor de las Antillas y este resulta su viaje 99 por los diferentes países del mundo, llevando un mensaje pacifista y de amistad. En esta ocasión viajaron 1200 pasajeros de 22 nacionalidades (la mayoría japoneses), quienes recorrieron en grupos, diversos lugares históricos y turísticos de La Habana, e intercambiaron con organizaciones comunitarias relacionadas con la Tercera Edad, la cultura y con estudiantes.

En conferencia de prensa, el coordinador de los viajeros Adrián Godínez destacó que los cruceristas manifiestan mucho interés por visitar la Mayor Isla del Caribe, ello se debe a los relatos realizados por participantes de otros viajes que expresan la cálida acogida recibida en esta Isla, la divulgación de las artes en el continente asiático donde se ha generalizado el gusto por la música, principalmente la salsa, y por la historia de la Revolución cubana y sus líderes.

Las convocatorias se realizan a través de internet, posters en restaurantes, comercios y bares, pero también utilizando las 11 organizaciones de amistad con Cuba que funcionan en Japón. La ONG Peace Boat  recibió en el 2009 la Orden de la Solidaridad otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

A raíz de la primera reunión con los pasajeros de la nave en el 2010, el líder histórico de la Revolución Fidel Castro escribió la Reflexión titulada: Lo que jamás podrá olvidarse, y en ella indicó: «(…) Recordando la consigna de ustedes, que tiene, a mi juicio, un especialísimo valor: ‘Aprende de las guerras pasadas para construir un futuro de paz’, sin duda que esta es una frase que tendría significado siempre, pero en este momento lo tiene más que nunca; me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, que nunca en la historia de la humanidad hubo un momento tan peligroso como este…»

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *