México: Modificará Sizart sus contenidos para introducir como eje “la cultura de paz”

. LIBERTAD DE INFORMACIÓN .

Un artículo de La Jornada Zacatecas

20 enero: El Sistema Zacatecano de Radio y Televisión (Sizart) modificará sus contenidos para introducir como eje transversal “la cultura de paz”. A partir de la realización del taller “Sonidos para la paz, el paisaje acústico de los medios públicos en Zacatecas” en el que participaron 50 productores de radio y televisión, se revisaron las parrillas programáticas “para saber qué estamos haciendo”, dijo la directora general del Sizart, Teresa Velázquez Navarrete.

Agregó que colaboraron en esta revisión dos expertos, uno de ellos procedente de Colombia, a quien se le solicitó que ofreciera un avance de lo que se está haciendo en aquel país en el contexto del proceso de paz en los medios de comunicación, “porque aquí ya andamos más o menos en las mismas angustias”.

Tito Ballesteros López, dijo, es productor de radio de las “redes libres de Colombia”; fue participante en la Bienal Internacional de Radio recientemente celebrada y junto con Graciela Martínez Matías, quien es docente investigadora en la UNAM, doctora en Ciencia Política y defensora de las audiencias de Radio Educación, se hizo esta “revisión crítica y autocrítica con todos los productores del -Sizart-, y de pronto pensamos que para rehacer los contenidos tendríamos que hablar de una cultura de paz”.

El taller “Sonidos para la paz, el paisaje acústico de los medios públicos en Zacatecas” tuvo una duración de 30 horas y se realizó del lunes al viernes de esta semana, sobre sus discusiones y aportaciones Velázquez Navarrete y los expertos propusieron la redacción del Manifiesto “La radio pública como constructora de discursos para la paz en México”, que fue leído ayer en el auditorio del sistema por los propios participantes.

“Se nos ocurrió hacer con la experiencia de Colombia un manifiesto para empezar a hacer una carta de navegación de los medios públicos, que nosotros quisiéramos que compartieran todos, pero por lo pronto lo asumimos como algo que nosotros podemos hacer. No podemos hablar por los demás”.

Tito Ballesteros, también docente investigador en la Universidad Pontificia Bolivariana ubicada en Bucaramanga, Colombia, citó en breve entrevista, los proyectos que en los ha participado, referidos al proceso de paz en su país: La lectura del Acuerdo de Paz 2016, un documento de 297 páginas para el que se convocó en redes sociales a la gente darle voz en la radio, punto por punto.

Asimismo una serie radial en que participaron alrededor de 20 profesores procedentes de diversas ciudades de Colombia: Cali, Medellín, Cartagena y Bogotá, a quienes se les solicitó que ofrecieran su opinión y discutieran los puntos del citado documento. Y un taller de formación y capacitación para radios comunitarias en que confluyeron la Unión Europea y una asociación de estas emisoras, a propuesta del presidente Juan Manuel Santos.

“Y fue así como se hizo una capacitación a nivel nacional por diferentes regiones reflexionando sobre los acuerdos, y cómo construir relatos para la paz”.

Ballesteros López agregó la celebración de otro diplomado también en colaboración entre el gobierno del país sudamericano y la Unión Europea, “en el que los colombianos que estaban en medios de comunicación accedieron a contenidos que tenían que ver con hechos de paz”.

(El artículo continúa en el lado derecho de la página)

(Clickear aqui para una versión en inglês del artículo.)

 

Question related to this article:

Journalism in Latin America: Is it turning towards a culture of peace?

(El artículo continúa de la parte izquierda de la página)

El manifiesto leído ayer está dividido en una serie de apartados, uno dirigido a los profesionales de la radio pública, en el que se habla entre otros puntos, de su formación y capacitación en temas relacionados con la “tolerancia, reconciliación, inclusión y paz, para que los mismos se vean reflejados en el día a día de la programación de la radio”.

Se menciona que deben mantener distancia del uso de “prácticas inadecuadas en el uso del lenguaje sonoro, verbal y visual discriminatorio que apele a la violencia”, y “urge a quienes comunican sus ideas desde los micrófonos de los medios públicos a que manejen discursos sosegados al momento de informar (…) para tranquilizar a las audiencias”.

Respecto del manejo de noticiarios, propone iniciar y terminar los espacios con una noticia positiva, incluir al menos alguna relacionada con “hechos de paz” y “tomar distancia de titulares con verdades a medias y/o sensacionalistas para centrar la información en la profundidad”, así como respetar la vida privada y dignidad de las personas.

En el apartado dedicado a la música, sugiere realizar montajes sonoros que “inviten a la serenidad, el sosiego y la calma ante momentos de crisis”, apoyar el uso de expresiones artísticas musicales como una forma de diálogo y sana convivencia, y evitar contenidos que apelen a la violencia, así como destacar las producciones nacionales “que exaltan nuestros valores y acervos”.

Respecto de la programación en general, llama a que cada radio del país realice maratones al menos cada trimestre, con “lecturas, versos, canciones y poemas relacionados con hechos de paz y sana convivencia”, abrir espacios para ofrecer perfiles de personas que hayan aportado a la convivencia pacífica del país y el mundo, y expandir los contenidos a otros soportes para “generar momentos de reflexión sobre la cultura del encuentro”.

Agrega la sugerencia a los realizadores de programas de “usar paisajes sonoros desde espacios antes atacados por la violencia y ahora recuperados como espacios de paz”, para ofrecer una idea de cambio posible. Y fortalecer la identidad mexicana a partir de manifestaciones de cultura popular, alta cultura y de la historia.

En la parte de cultura, se agrega la necesidad de que “los actores de la radio” deben conocer el pasado del país para entender su contexto actual “y la migración de la violencia hacia los distintos rincones de la nación”.

Por último, se agregó un apartado para las audiencias, de quienes se dijo en el evento de ayer, se espera la participación en este nuevo paradigma comunicacional.

Señala la generación a partir del medio público de una comunicación horizontal con las audiencias para trabajar conjuntamente en acciones para la paz a través de los medios audiovisuales, la importancia del derecho de réplica como mecanismo para hacer de México un país tolerante, y consolidar espacios públicos de participación ciudadana donde las audiencias produzcan contenidos a fin de terminar con los medios “unidireccionales”.

Se agrega por último la observación de que las audiencias desde las redes sociales, “también tienen la responsabilidad de compartir informaciones inspiradas en valores como la verdad, el respeto, y la responsabilidad”.

Ayer Tito Ballesteros anunció asimismo, que se producirá “un programa de radio de 30 capítulos. 15 minutos de duración, que se emitirá por todas las emisoras públicas del país. Es decir, Zacatecas y el Sizart presentan un ejercicio sonoro para todas las radios”, derivado del manifiesto dado a conocer ayer.

A la lectura del mismo asistieron alumnos de comunicación, productores y conductores de espacios de radio y televisión del Sizart, comunicadores, y el procurador de Justicia del estado de Zacatecas, el subprocurador de Prevención, la presidenta municipal de la capital del estado, y el secretario general de la UAZ, quienes participaron aportando elementos para enriquecer el citado documento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *